sábado, 7 de marzo de 2009

Si pudieras verme ahora - Cecelia Ahern


Título: Si pudieras verme ahora
Autor: Cecelia Ahern
Editorial: Zeta Bolsillo
ISBN: 9788496778221
Nº de páginas: 352
Puntuación: [✯✯✯✯✯✯]
Saga: No
Sinopsis:
A Elizabeth Egan el orden y la precisión la ayudan a tenerlo todo bajo control y evitar así revivir el dolor que sufrió en el pasado. Un día conoce a un hombre espontáneo, despreocupado y aventurero. Ivan le enseña que la vida sólo vale la pena cuando nos dejamos cegar por su colorido y ocasional confusión. Pero cuando Elizabeth empieza a confiar en él, resulta que Ivan no es quien ella cree…

Es un libro maravilloso, ya me maravillé de esta autora con Posdata: Te amo (tenéis la reseña *aquí*) pero con este ya es insuperable y es que este es mi favorito, que digo! Es uno de mis libros favoritos.
Trata con mucha dulzura un tema que muchos adultos ya dejan de creer, cuando nos hacemos mayores dejamos atrás las ensoñaciones y empezamos con la vida de adulto... aunque Elizabeth verá que una parte de la niña que fue, una parte que aún sigue viva...
Cuando te cae un vaso o un plato al suelo se oye un estrépito, Cuando una ventana se hace añicos , una pata de mesa se quiebra o cuando un cuadro se desprende de la pared se oye un chasquido. Pero en lo que el corazón atañe, cuando éste se rompe lo hace en el más absoluto silencio. Dirías que siendo algo tan importante debería hacer el ruido más fuerte del mundo entero, o incluso emitir algún sonido ceremonioso como la vibrante resonancia de un címbalo o el tañido de una campana. Pero guarda silencio y casi deseas que haga un ruido que te distraiga del dolor.
Si hay algún sonido es interno. El corazón grita y sólo lo oyes tú. Es un grito tan fuerte que te zumban los oídos y te duele la cabeza. Se retuerce dentro de tu pecho como un gran tiburón blanco atrapado en el mar; ruge como una osa a la que han arrebatado su osezno. Eso es lo que parece y así es cómo suena, como una enorme bestia que se revuelve presa del pánico en una trampa, rugiendo como si fuese prisionera de sus propias emociones. Pero así es el amor: nadie queda fuera de su alcance. Es tan desaforado como eso, tan vulnerable como una herida en carne viva expuesta al agua salada del mar, pero cuando el corazón se rompe, lo hace en silencio. Sólo gritas por dentro y nadie te oye.
Elizabeth es una mujer que su vida es beige, no hay lugar para el caos, el desenfreno, ni la alegría, vive en compañía de su sobrino Luke, un niño de 6 años, ya que su madre Saoirse (la hermana de Elizabeth) no se ocupa del pequeño, lo que pasa es que no le da mucho
Pero un día Luke entabla conversacion con Ivan, Ivan no es un niño, no no, digamos que tiene la edad de Elizabeth, y sólo ellos dos, lo ven... ¿la razón? La razón es la más encantadora y que gira toda esta trama (nooo, no la diré, tendréis de leer el libro!)
Seguro que algunos pasajes de este libros os desgarra el corazón y os tenéis de secar alguna lagrimita... avisados estáis!

Hay momentos divertidos, momentos en los que desearías estar allí para abrazarlos, un libro altamente recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada