02 febrero 2017

[Reseña] Zodiac - Sam Wilson


Datos del libro
Título: Zodiac
Autor: Sam Wilson
Editorial: Destino
Nº de páginas: 432
ISBN: 9788423351756
Puntuación: [5/5]
Saga: No.

Sinopsis:
En una sociedad dividida en función de los signos del zodiaco, las campanadas de media noche trazan la línea que separa una vida de lujos, como la de los Capricornio, de la mayor de las pobrezas, como los Aries. En esta volátil sociedad se produce un asesinato especialmente cruel: la del jefe de policía. Holly, la única testigo del caso, ha desaparecido sin dejar rastro. El caso pasa a ser investigado por Jerome Burton, que en colaboración con
Lindi Childs, astróloga especializada en crear perfi les criminales en base a los signos zodiacales, intentará encontrar al asesino valiéndose de cartas astrales, a pesar del escepticismo inicial de Burton.
Todas las miradas están puestas en el detective Jerome Burton y la astróloga Lindi Childs. Pueden no estar de acuerdo en que las respuestas están escritas en las estrellas, pero sí en que se está ejecutando un gran y maléfico plan.

Opinión personal:
Hoy os traigo un libro muy interesante, que me ha gustado muchísimo, puesto que el autor (creo) que ha cogido la idea El asesino del Zodiaco (un asesino real que mataba a gente según su zodiaco) y ha creado un mundo entero basado en él, formado por Zodiacos, y un asesino va matando a cada signo, a mi modo de ver, ha sido brillante. Tan sólo espero que el autor siga mostrándonos más cosas de este mundo, necesito respuestas a varias preguntas, sobretodo a dos importantes, el mundo de Zodiac siempre se ha regido por los astros? Cómo llego el mundo a ello?

Estamos en San Celeste, era un día un tanto frustrante para Rachel Wells, una Libra, llegaba tarde a su trabajo, esperaba que su jefe no le echase la bronca cuando de pronto descubre su cuerpo asesinado, cuando esta esperando a que venga la policía es secuestrada. y desde ese momento se pierde su rastro...
El muerto es Peter Williams, el jefe de policía, un Tauro al que todo el mundo respeta, tanto es así que el responsable para esclarecer su asesinato será Jerome Burton, lo malo de esto es que Jerry tendrá de iniciar una pequeña lucha de poder con sus superiores, una lucha en la que esta en una clara desventaja, tanta que sus superiores no harán caso de su línea de investigación y le harán investigar la que ellos quieren, es decir, para ellos es claramente un asesinato nacido de la violencia signista, y que serán acusado un grupo militante llamado Rebelión Aries. Su líder es Solomon Mahout, el cual estará en el pensamiento de esos hombres, tanto que el pobre tauro, verá como le endosaran a una astróloga para que le asesore en el caso, Lindiwe Childs, Acuario, ella hace astrología predictiva, sabe leer las cartas astrales y con ello puede decir si esa persona ha podido realizar un acto violento. Burton por su parte no puede creer que sus jefes no vean que el caso no tira por esos lares y cargará con Childs, digo cargar, puesto que no confía demasiado en esos métodos (cosa que me gustó muchísimo, ya que parece que un libro centrado en el Zodiaco y por ello la astrología, sería lo más lógico que todos los habitantes estuvieran de acuerdo con algunas enseñanzas)  en vista de que no aportará gran cosa,
la apartará del caso, aunque en ese momento descubriremos que existe el Escuadrón Ariete, liderado por el capitán Vince Hare, durante años operaron en Ariesville, aunque ahora es un equipo de operaciones especiales.
Pero no tardarán en reunirse de nuevo ya que el destino, por así decirlo, los juntará de nuevo en vista de nuevas pistas, las cuales les llevarán por fin a toda una red de mentiras, corrupción, venganza y poder. Un desencadenante hizo que una ola de odio y destrucción, jugase en contra del asesino, si bien poco a poco nos dice sus motivos a mi modo de entender, se ve superado por los acontecimientos.

Por otra parte veremos a Daniel Lapton, un Capricornio, Lapton es un hombre maduro, a pesar de que su padre murió, es un pelele, ya que siempre ha vivido en la sombra. No tiene un propósito en la vida, ya que lo tiene todo, aunque ese mundo perfectamente perfilado se verá truncado puesto que leyendo unos papeles de su padre, descubrirá que el viejo le ha ocultado todos estos años, que tiene una hija, Pamela, una Piscis, fruto de una aventura en su adolescencia.
Después de la ira inicial, iniciará una búsqueda para saber que no hay rastro de la pequeña, lo único que ha descubierto, es que su hija fue a buscarle y que llegó a una escuela, pagada por supuesto por Donald Lapton.
En la Academia de los signos Verdaderos, nombre real de la escuela, estaban los niños pobres, o aquellos nacidos en familias de alcurnia que se avergonzaban de sus vástagos, ya que los pobres solamente habían nacido bajo otro signo del que tienen sus padres.
Lapton irá desentrañando la verdadera naturaleza, los experimentos que se hacñian, el dolor de los niños, el sufrimientos de ellos para poder abrazar a su elemento, incluso el código de conducta para que los alumnos pueden encajar en su verdadero signo.


Mi personaje favorito sin duda alguna, ha sido Jerome Burton, el cual puede parecer muy cuadriculado, pero sin lugar a dudas es leal, lo que pasa es que esta sometido a mucha presión a pesar de las informaciones y trampas que le ponen en el camino, cosa que me tomé de forma muy personal, jajajaja, nos comenta cosas muy interesantes del mundo de Zodiac, como por ejemplo que cada signo ha tenido su propia educación, incluso veremos algo muy curioso, temen que nazca un bebé de otro signo, él por ejemplo, esta casado y su mujer Kate, embarazada, han decidido que el parto sea inducido para que la pequeña sea Tauro como ellos, ya que sino sería Cáncer, nacida bajo ese signo sus padres se tendrían de ir a otro barrio, abandonar su zona de confort con la comunidad Tauro, y mudarse a un barrio Cáncer, o bien llevarla a un internado dónde nunca la verían. Siendo de su propio signo, la niña estaría con los suyos, estaría protegida. Lo vi curioso, incluso las parejas mixtas, de distinto signo, no están muy bien vistas. Un mundo algo complejo, pero realmente interesante.
También me pareció interesante que en un mundo donde todo se rige por los astros muchos signos no estuvieran de acuerdo con la astrología, como bien Burton lo demuestra siendo irritable con Child, el autor ha sabido hacer que parezca realista, que no todo se fuese sacado en un paquete de cereales.

Luego está Lindi, se le da demasiado protagonismo, para mí no resulta tan importante, básicamente porque el personaje no me cayó demasiado bien, quizá porque todo esas cosas de glifos y cartas astrales me supera, si bien me llaman los horóscopos desde bien pequeña, desde que cayó en mis manos la saga del Club Zodiaco, pero basar toda una investigación a los astros, lo veo demasiado irreal, ya que siento que la mayoría de esas "especialidades" son una patraña, no puedo dejar de ser lógica. No puedo dejar de ser una escéptica.

En definitiva, un muy buen libro, aunque me ha faltado saber más de ese cosmos, tal y como decía al principio, tengo algunas preguntas y dudas, así que espero que haya más libros, necesito una saga!!  Y en ellos hayan las respuestas y pueda resolver mis dudas, pero lo más importante, si existen más libros, espero que el autor sea más indulgente con el pobre Jerry!
Pinkiland | 14:53 | | |
♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

4 comentarios:

  1. Solo estoy viendo buenas reseñas de este libro. No me había llamado la atención en un principio, pero empieza a picarme la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! Quiero hacerme con este libro porque me gusta mucho la temática. Ya sabes que el género me encanta y siempre me ha llamado la atención lo de los asesinos en serie (enganchada a Mentes Criminales, jaja).
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas tengo de leerlo!! Que lo veo por todos los blogs y se me ponen los dientes largos xD

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Bueno, tiene su punto, la verdad, parece interesante, aunque estoy algo saturada con el género de la novela policíaca, por lo que tengo que pensarlo :/

    ResponderEliminar